miércoles, 15 de marzo de 2017

miércoles, 22 de febrero de 2017

mi biografía


Vengo al mundo en Buenos Aires, Argentina, en 1956. Mis padres son artistas y docentes de origen italiano y español. Antonio Pujia es un famosos escultor argentino de origen calabrés, Hebe Solves es una reconocida escritora y pedagoga argentina de origen valenciano y asturiano. Palermo Viejo, y luego de un par de localidades del gran Buenos Aires, un par de años en una escuela rural de la pampa húmeda, y nuevamente la ciudad, primero el micro centro, Palermo Viejo otra vez, luego SanTelmo, fueron mis barrios. Avenida Corrientes, plazas San Martín y Dorrego, parque Lezama, El Puerto, los parques de Palermo, Barrancas de Belgrano, Flores y Floresta, las villas de Retiro y del Bajo Flores, La Boca-Barracas-Constitución-Avellaneda-Boedo-Almagro mis ámbitos de acción. Desde pequeño atraído por la música, y por la danza del tango y la milonga. Gardel, Piazzolla, la Milonga Surera, y la danza de los compadritos.

Comienzo mi vida musical a los 13 años de edad estudiando guitarra con profesores particulares. El primero iba a ser don Roberto Lara, pero fué Hugo Luchélli Bonadeo, en el instituto que tenía allá por Coronel Díaz y Santa Fe, cerca de la casa donde yo vivía en ese entonces con mi abuela materna, directora de escuela jubilada, fundadora del sindicato de maestros CETERA, militante del PC. Luego también tuve clases con Gustavo Santaolalla en un instituto que tenían los Arco Iris en la avenida Belgrano, y en el Conservatorio Nacional Carlos López Buchardo con Celia Salomón de Font, y luego en el Municipal Manuel de Falla con Abelardo Veiga y con Eduardo Frasón. En paralelo con el conservatorio, tomé clases particulares con Roberto Lara durante unos cuatro años, y un par de años estudié folklore argentino con Héctor Staforini, y charango y música andina con el boliviano (tarijeño) Gonzalo Iñiguez. Y no pasaba fin de semana sin asistir a un recital de rock and roll de grupos como Manal, Almendra, Los Abuelos de la Nada, Vox Dei, Arco Iris; ni de ver algún film de autor en los cines de la avenida Corrientes, ni de frecuentar sus cafés: La Paz, El Foro, La Giralda, Paulista, Ramos, Ouro Preto... o sus pizzerías, Guerrín, Serafín, Los Inmortales, Banchero, Las Cuartetas, siempre escapándole a la federal, que uno era menor y pelilargo, que eran más de las diez de la noche y que gobernaban los militares.

Mis primeros trabajos con la guitarra me vieron en televisión (canal 7) junto a Liliana Avayeva y luego en escuelas primarias y un teatro haciendo música para niños junto a María Teresa Corral.
Un viaje de tres meses al Brasil en el 77 (Sao Paulo, Río, Bahía) me impresiona profundamente en lo relativo a la música. También visité varias provincias argentinas, el sur de Chile y la ciudad de Montevideo, además de Miami, Tucson y un viaje en coche desde Miami a Los Ángeles, y luego de allí a Denver, Nueva York, Londres y Paris a donde llego en marzo de 1979 y me instalo hasta 1992.
Allí seguí estudiando guitarra, primero con Raúl Maldonado en clases particulares mientras tocaba charango en grupos andinos de música itinerante. Luego en el Conservatorio Municipal con Michel Sadanowsky, mientras trabajaba como guitarrista y charanguista y a veces bombisto con el quinteto Los Incas (Urubamba) de Jorge Milchberg y en el trío de Uña Ramos junto a Daniel Sbarra. Tomaba clases particulares de armonía con Mario Litwin, Batucada Brasilera con Nicia Rivas D'Avila en la Maison du Bresil en la Cité Universitaire, un poco de jazz con Pierre Cullaz en el CIM. Tuve ocasión de viajar por Italia, Francia, España, Suiza, Inglaterra, Bélgica, Holanda, Djibouti, Madagascar, y la isla de La Reunión, tocando en todo tipo de lugares, (teatros, casas de cultura, iglesias, locales bailables, cafés concert, hoteles, televisión...) Dí clases particulares de guitarra.
Luego de esta etapa folclórica, viene un período de mucha música clásica y de solista de guitarra: en el Conservatorio Municipal estudio con Francis Kleinjans en el nivel superior, Laúd Renacentista y Música Antigua con Guy Robert en l'Ecole Nationale de Musique de Pantin, y composición y análisis con Jean Robert en su taller. Doy clases de guitarra y de solfeo en un par de Maison des Jeunes et de la Culture de la Región Parisina.

A partir de 1986 me dedico casi exclusivamente al tango, con el guitarrista y arreglador Luis Rizzo, primero en trío con Daniel Cabrera en bandoneón. Y luego junto a César Stroscio en bandoneón y Carlos Carlsen en bajo, con el agregado de bailarines (Carmen Aguiar y Víctor Convaglia, Magy Dany y Aníbal Panunzio, Orlando "Coco Díaz y Florencia Taccetti) y cantante (Ada Matus, Susana Rizzi). Tocamos en Francia, Bélgica, Italia, Polonia y la isla Martinica en el Carrefour Mondial de la Guitarre dirigido por Leo Brower.


Un disco con Rizzo y Cabrera y la participación de Juan José Mosalini. Como solista de guitarra me presento asiduamente en Les Trottoirs de Buenos Aires (donde además tuve ocasión de escuchar y frecuentar personalmente al Sexteto Tango, al Sexteto Mayor, al dúo Salgán De lío, al Quinteto de Osvaldo Piro), y otros cafés y encuentros culturales parisinos. Doy Clases en el Conservatorio Municipal de La Garenne-Colombes.



A partir de 1987 viajo a Buenos Aires varias veces, en 1989 estudio intensivamente Tango Danza con Pepito Avellaneda y Eduardo Arquimbau, y tomo algunas clases con Carolina Iotti, Pablo Verón, Roberto Todaro y Miguel Zotto. En Paris, creo, dirijo y musicalizo la milonga "La Latina" en el "Bistrot Latin", (con la inestimable ayuda del plantel de bailarines de "Tango Argentino" que por ese entonces se estaba presentando en el Teatro Mogador, y muy especialmente de Eduardo Arquimbau)

Organizo mis primeros bailes con orquesta en vivo y doy mis primeras clases de Tango Danza. Para ese entonces mi única actividad en música clásica es ser alumno de Phillippe Jouanneau en el ciclo superior de la Escuela Nacional de Música de Orsay Ville, y dar clases. Todo lo demás es Tango. Con Stroscio y Carlsen participo en el período de gestación del Trío Esquina, lo menciono ya que si bien no llegamos a tocar en vivo, fue una gran experiencia musical que me marcó profundamente.
En 1992 regreso a la Argentina con el firme propósito de profundizar mis estudios tangueros y crear un quinteto juvenil para hacer tango tradicional y bailable en las milongas que a raíz del éxito internacional de "Tango Argentino" estaba llenándose en ese momento de cada vez más gente joven.
Estudio en la Escuela de Música Popular de Avellaneda y junto al pianista Marcelo Maguna convoco a la formación de un quinteto, con el bandoneonista Alejandro Bruschini, la bajista Lila Horovitz y la flautista Paulina Fain. Además de convocar a los participantes, a este grupo le dí nombre (Tangata Rea), objetivo, estrategia, ideología; repertorio, algunos arreglos y fui su Public Relations y Manager. Por otro lado oficié de principal ladero del bandoneonista y actor Luis Longhi en la parte teatral de nuestros espectáculos y seleccioné a los bailarines que nos acompañaban en ellos.




A Maguna le sucedió Sonia Possetti, y a Bruschini Ernesto Molina, y luego Longhi. El grupo tuvo mucho éxito, respaldado por Horacio Ferrer y la Academia Nacional del Tango y personalidades como Osvaldo Piro, Orlando Trípodi, Rodolfo Mederos, Aníbal Arias, Nélida Rouchetto, Aldo Severi, Alberto Mosquera Montagna, Hilda Guerra, entre otros. Fue el primero en muchos años en tocar en vivo para bailar, y además formado por gente joven e incluyendo mujeres.

Milongas, cafés concert, teatros, congresos, televisiones, Casa de Gobierno (Rosada), festivales, giras (costa oeste y Denver en EEUU, mas Uruguay, Italia, Suiza, Alemania, Dinamarca, Suecia y Noruega y provincias argentinas) Algunos de los bailarines que colaboraron en nuestros shows: Patricia Quiroga, Pedro Arandia, José Garófalo, Valencia Batiuk, Verónica Alvarenga, Andrea Missé, Leandro Palau, Sebastian Missé, Andrea Reyero, Eduardo Capussy, María Edith Berantene, Fernando Galera, Vilma Vega, Gustavo Naveira, Olga Besio, Mariano "Chicho" Frúmboli, Florencia Taccetti, Cecilia González, Fabián Salas... y me estoy olvidando de alguno(s) más.


Impulsé los shows con bailarines en el café Tortoni, que en esa época eran sólo con cantantes. Tangata Rea venía sin cantantes, pero con bailarines, y los convencí de sacar un par de mesas para hacer una mini pista para ellos, tuve que convencer al café y también a los músicos, nadie quería perder la venta de ese par de mesas. Yo estaba seguro de que iba a ser un éxito, y en poco tiempo en el Tortoni no hubo más show sin bailarines, y hasta pusieron un escenario apto para el baile. Después de grabar un CD en vivo en el Club del Vino para el sello alemán Winter&Winter y la gira europea en 1998 el grupo se disolvió víctima de su propio éxito y juventud. Además de todo esto, organicé milongas, (muchas con música en vivo), en La Galería del Tango Argentino y en el Centro Cultural Torcuato Tasso, ciclos en los que llamé a participar a otros grupos como el entonces quinteto El Arranque, el trío La Camorra, el Sexteto Sur, Siglo XXX...



Durante ese período seguí estudiando tango danza y yendo cada noche a milonguear, tomaba clases con Eduardo Arquimbau, Gustavo Naveira, Olga Besio, Graciela González, Teté Rusconi, Eduardo Capussi, Juan Carlos Copes. Frecuentaba el Bar El Chino en el barrio de Pompeya y a veces tocaba como solista de tango, allí y en algún otro café o evento privado. Dí clases particulares de guitarra, y para la Municipalidad de Buenos Aires en el programa de Educación No Formal, fui maestro de música en escuelas primarias y jardín de infantes de la Secretaría de Educación de la Ciudad. Y di clases de Tango Danza, primero en la Escuela de Música Popular de Avellaneda, y luego en el Danzario Americano, la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires y El Café Tortoni. En la EMP de Avellaneda fui alumno de Aníbal Arias, Rubén "Chocho" Ruiz, Hugo Romero, Orlando Trípodi, Rodolfo Mederos, Rodolfo Alchourrón, Armando Alonso y Pablo Browowiky entre otros.


La disolución de Tangata Rea vino a coincidir con el nacimiento de mi primer hijo. Retomé mi actividad como solista, sobre todo para el ciclo Las Voces del Tango organizado por la Orquesta Nacional de Música Argentina "Juan de Dios Filiberto" dependiente de la Secretaría de Cultura de la Nación, para la que además organizaba y musicalizaba milongas con orquestas en vivo en La Casa del Tango, y fui asistente de producción del Encuentro Nacional de Tango en el Teatro Nacional Cervantes en el que participaron delegaciones artísticas tangueras de todas las provincias argentinas y la Ciudad de Buenos Aires además de la ONMA, dirigida en ese entonces por el maestro Osvaldo Piro.
También fui colaborador en la redacción de la revista "El Tangauta" y creador del Seminario de Música para Bailarines de Tango en la Escuela del Tango de Claudia Bozzo, seminario que además presenté en California, Suecia, Alemania, y Suiza.

Mientras, creaba un nuevo quinteto, esta vez con clarinete en vez de flauta, con agregado de cantor, y con una mayor apertura al tango moderno. Se llamó Quintino Gotanova, y lo integraron Eduardo Minervino en piano, Esteban Cabello en clarinete, Guillermo Delgado en contrabajo, y en bandoneón Luis Gayupán y luego Matías González. El cantor era Javier "Cardenal" Domínguez y los bailarines Garófalo y Alvarenga remplazados ocasionalmente por Ezequiel Paludi y Paula Rubin. Grabamos para el canal "Solo Tango", participamos del primer Festival Internacional de Tango de la Ciudad de Buenos Aires y estábamos haciendo el espectáculo "Una Excursión a los Indios Tangueros" en el Café Tortoni cuando un ataque al corazón que me llevó a cambiar radicalmente de forma de vida.
Entonces (era el año 2001) me retiré. Práctica de Tai Chi Chuan y Chi Kung, y estudios intensivos en Tango Danza y su enseñanza con Rodolfo Dinzel en su estudio, y en el Instituto Educativo del Tango. a mediados de 2002 me fui a Italia, y en 2003 a España. Dí clases de tango en la escuela Mundo Latino de Lugano. Y desde 2003 vivo en Altea, un pequeño pueblo de pescadores a orillas del mediterráneo español, en la provincia de Alicante, criando dos hijos, dando clases de guitarra y tango y tocando como solista en los bares de la zona y fiestas y eventos privados. Durante un par de años realicé una emisión en RadioAltea dedicada principalmente al Tango, pero con una sección dedicada al Folklore Argentino, y una página dedicada a un  país invitado sudamericano rotativo. Durante todo este tiempo dí clases de tango, en el Centro Social de la Tercera Edad, en la Peña Christians D'Altaia, en Conuco Dance en Benidorm, y fui profesor invitado en Tango Mango, Inglaterra, y privadas. Actualmente enseño en mi propio Estudio Tango Altea, y sigo asistiendo a algunos workshops (Graciela Gonzalez, Eric y Flavia Dinzel) cuando tengo la ocasión.